NOSOTROS

Aunque he estado muchos años en la hostelería, siempre, desde chiquita me gustó hacer ropa a mis muñecas y para los demás. Hará unos 20 años dejé de preguntarme «si era posible» y empecé a cuestionarme «como hacerlo posible». No es fácil, la moda es un mundo muy complicado, pero solo fracasas cuando te rindes.


Primero ha sido capacitarme y hacer todo tipo de cursos asistiendo a clases particulares de aquellas materias más específicas, aún sigo aprendiendo y perfeccionándome, espero no dejar de aprender jamás.

A la vez, hace un tiempo, empecé a hacer algunas cosillas para mis amigas y primeras clientas. Después, hará unos años, empecé a colaborar con diseñadores, confeccionando sus propias colecciones y sigo colaborando con ellos.


He participado en algunas pasarelas, Celebra Málaga 2019, Jaén Flamenca 2020, Benavís 2020 y estaba seleccionada para Larios 2020 y Celebra Málaga 2020, pero de momento se han pospuesto.


Hace algo más de un año, me plantee que era un buen momento para abrir un atelier donde atender a mis clientas de una forma mucho más personalizada, ofreciendo no solo prendas, si no además consejo para reflejar en su vestuario lo mejor de si mismas.

Creo que vamos aprendiendo mucho de las consecuencias de nuestros patrones de vida consumista y lejos de comprar compulsivamente ropa que nos dura una puesta, hecha por personas en condiciones de esclavitud, con una calidad pésima y muy contaminante; nos vamos volviendo más exigentes con nuestro vestuario y buscamos que sea original, muestra de nuestra propia personalidad, de primera calidad y preferimos irlo acondicionado periódicamente a nuestro cuerpo a sabiendas de que nos sienta perfecto y no ceñirnos a un tallaje de a saber quién, de una prenda pensada exclusivamente para ser vendida y muchas veces no llevada, hecha para consumidores, no para personas.

Tengo la fortuna de hacer lo que me gusta y no es un esfuerzo para mí, así como hay quien necesita salir los sábados o ir los domingos a ver un partido. Yo salgo y me divierto, pero tengo unas ganas locas de volver al taller a crear una prenda que se me ha ocurrido viendo una arruga en la servilleta del restaurante y tras la cena me voy al taller a darle forma antes de que se me olvide.


Domino, el diseño, patronaje, corte y confección, gracias a ello las prendas se van perfeccionando en todo el proceso para garantizar un resultado óptimo.

Además tengo la gran fortuna de liderar un equipo excepcional, personas que como yo disfrutan de hacer lo que hacen y siempre dan lo mejor de sí mismas, por ello me permito entrar en cualquier faceta de la moda, pues siempre llegan donde no alcanzo yo.

Hasta ahora hemos trabajado en bañadores, ropa casual, novias, noche, flamenca, niño, etc. No obstante, lo más habitual son vestidos de noche, flamenca y bodas. En mi Facebook e Instagram hay fotografías de algunas de mis creaciones que dan mejor ejemplo de mi trabajo de lo que pueda contar por escrito.

Por todo ello, no solo podemos ofreceros la confección a medida, también damos cursos individualizados de moda, producimos para varios diseñadores muy exigentes y sacamos nuestras propias colecciones con la marca Magali Villanueva, participando con ella en numerosas pasarelas.